¡Bienvenidos, seguidores de Hanami Dango! Aprovechando que el próximo 11 de diciembre podremos disfrutar en salas españolas de la última remasterización de Akira en 4K, no queríamos dejar pasar esta oportunidad para recomendaros la película más atemporal de Katsuhiro Ōtomo.

No es nuestra intención hacer un análisis concienzudo de un clásico entre clásicos, pero sí queremos repasar con vosotros todos los puntos que hacen del visionado de Akira una experiencia que solo puede vivirse al completo en gran formato. Antes de continuar queremos recordaros que la distribución de Akira 4K será limitada y que solo podrá verse en los cines de este listado. Así que, con vuestra visita al cine ya planificada, poneos las botas de moter@ y calentad motores porque ¡Neo-Tokio está a punto de explotar!

Rompiendo la muralla María…

Posiblemente los recién llegados al mundo del anime no acaben de entender lo importante que fue Akira como acontecimiento en los países occidentales a finales de los 80. Por aquellos años solo podíamos encontrar algunos animes dentro de la programación infantil de las escasas cadenas de televisión y quedaban un par de años para el auge de estudio Ghibli. Difícilmente se podía prever que figuras como Mamoru Hosoda o Masaaki Yuasa, que estaban empezando a dar sus primeros pasos en el sector, serían piezas clave de la animación contemporánea. Por tanto, ¿cómo consiguió Akira romper la muralla de occidente? No hay respuesta simple a esta pregunta.

Akira adapta el manga del mismo nombre escrito e ilustrado por Katsuhiro Ōtomo. El manga comenzó su publicación en 1982 en la revista Young Magazine (Kodansha) y finalizó en 1990. Debido al éxito temprano del manga, un poderoso grupo de inversores, entre los que se encontraban TMS, Bandai, Kodansha y Toho, juntó 1 billón de yenes y propuso al propio Ōtomo que dirigiese la adaptación animada de su obra. Ōtomo aceptó y, como consecuencia, la película acabó siendo estrenada en 1988 sin que la historia del manga estuviese finalizada.

Akira tuvo un éxito considerable en Japón, pero no era nada que pudiese vaticinar lo que ocurriría en occidente. Prueba de ello es que los directores estadounidenses George Lucas (Stars Wars) y Steven Spielberg (E.T., el extraterrestre), tuvieron la oportunidad de distribuir la película de Ōtomo en EE. UU. y rechazaron la propuesta. Creían que no era una película lo suficientemente atractiva para el público norteamericano.

Razón no les faltaba, pues a finales de los 80 la animación pasaba por una profunda crisis motivada por la decadencia de Disney, que seguía tratando de recuperarse de la muerte de su fundador, y los primeros desarrollos digitales 3D. Por tanto, ¿quién le habría dicho a Spielberg que la mítica escena en la que Kaneda derrapa con su motocicleta roja sería una de las más referenciadas de la historia del cine? Desde el propio Spielberg, en su Ready Player One, pasando por Nisemonogatari o la más reciente Eizouken; el número de homenajes a este momento de Akira es incalculable.

Nadie lo esperaba, pero la película consiguió recaudar más de 80 millones de dólares en ventas de video doméstico (VHS y Beta) a principios de los 90. Esto hizo que muchas distribuidoras pensasen que el anime podría ser un producto atractivo y ayudó a que otras películas como Mi Vecino Totoro y series como Dragon Ball alcanzasen el éxito fuera de Japón. Akira fue el titán colosal que derribó la muralla María de occidente.

Una animación de otro tiempo

Escasas líneas atrás hemos mencionado lo abultado que fue el presupuesto con el que contó Katsuhiro Ōtomo: 1 billón de yenes. Aunque esta fue la mayor inversión realizada hasta la fecha en una película de animación, no podemos relacionar el éxito de Akira exclusivamente a su elevado montante. Así pues, ¿qué es lo que hace tan especial la animación de Akira? Esta respuesta sí es relativamente sencilla.

Ōtomo dirigió esta película cual hombre del renacimiento, encargándose de supervisar personalmente la mayoría de procesos productivos e implicándose en ellos. De hecho, el propio Ōtomo figura como diseñador de personajes y diseñador mecánico, además de como director. Pero no solo eso, su implicación directa contagió a Yoshio Takeuchi y Hiroka Sato (directores de animación) y los animó a utilizar técnicas poco habituales en aquella época.

AKIRA_1 - Hanami Dango

Posiblemente lo más destacable es que se utilizaron más de 160 000 cels de animación y que los animadores se movieron entre los 12 y los 24 fotogramas por segundo (fps). Podríamos entrar en comparaciones concretas con series y películas de la época, pero, para hacer la lectura más ligera, nos limitaremos a decir que Akira doblaba lo que se entendía como normal en aquel tiempo.

También incluyó algunas técnicas pioneras, como la inclusión de imágenes generadas por ordenador o las alargadas y reconocibles estelas de luz que utilizaron en la secuencia inicial de la película. En definitiva, todo el cariño y trabajo que pusieron Ōtomo y su equipo de animadores se tradujo en una animación increíblemente fluida que sigue siendo sorprendente a ojos de un espectador moderno.

Visualmente impactante, una Neo-Tokio absorbente

Akira no es una película que visualmente pueda dejar indiferente a nadie. En la cinta de Ōtomo encontramos ensoñaciones macabras, body-horror, secuencias de acción frenéticas y momentos de reflexión. No obstante, todos estos ingredientes serían incapaces de funcionar por si solos de no ser por los imponentes fondos y carismáticos personajes que presenta la cinta de Ōtomo.

Uno de estos personajes clave para entender por qué Akira es una experiencia única que solo se puede vivir en una sala de cine es Neo-Tokio. El impacto visual de esta megalópolis diseñada por Katsuhiro Ōtomo y dotada de vida por Toshiharu Mizutani (director artístico) y Katsuji Misawa (director de fotografía), es indescriptible.

La copia que proyectará Selecta Visión en cines españoles el próximo 11 de diciembre es una remasterización en 4K de la versión original de 1988. Tradicionalmente, en las remasterizaciones se realizaban tratamientos de color y re-escalados con herramientas analógicas. Estos procesos a día de hoy ofrecen un resultado mucho más fidedigno y una mayor calidad gracias al desarrollo de la tecnología digital y la inteligencia artificial. Por tanto, podemos asegurar que esta copia de Akira 4K es la mejor actualización que tenemos hasta la fecha de la cinta original.

La BSO del futuro

La banda sonora original (BSO) de Akira es posiblemente una de las más definitorias del cine de ciencia ficción y ciberpunk. El motivo principal es que el género acostumbra a desarrollar temáticas que hablan de la identidad, lo que somos y lo que queremos ser. Esta idea se captura a la perfección con la conjunción de música electrónica y tradicional, con toques étnicos y tribales que propone Akira.

La idea de esta mezcla tan ecléctica viene de un compositor ajeno al cine, Tsutomu Ohashi, que firmó la BSO de Akira bajo el pseudónimo Shoji Yamishiro. Parece ser que la idea de utilizar los sonidos anteriormente descritos viene de intentar conectar el concepto de futuro e identidad con lo ancestral y primigenio. El resultado fue inmejorable y, como consecuencia, todas las películas de ciencia ficción posteriores, desde Ghost In the Shell (de la que hablamos recientemente) hasta Matrix, se ven influenciadas por la BSO de Akira.

Hasta donde hemos podido saber, el sonido de la copia que se estrenará el próximo 11 de diciembre en cines españoles será la remezcla 5.1 que se realizó bajo la supervisión de Ōtomo y Susumu Aketagawa (dirección de sonido) en 2001. La principal diferencia entre esta mezcla y las anteriores es que la original utilizaba dos canales de sonido (estéreo), mientras que la versión 5.1 contempla cinco canales. Aun así, no podemos confirmaros que esta sea la mezcla que escuchéis en vuestro cine, debido a los diferentes doblajes e idiomas en los que Selecta Visión oferta la cinta.

Como en España tenemos la peculiaridad de contar con tantas lenguas cooficiales, es posible que, al ser los exhibidores los que solicitan la copia, haya cines en los que se proyecte Akira 4K con las remezclas estéreo (2.0) en catalán o valenciano. En base a experiencias previas lo más probable es que la mayoría de cines proyecten la película doblada al español en 5.1 pero, a falta de confirmación oficial, os recomendamos preguntar en vuestro cine para no llevaros una sorpresa.

Akira_7 - Hanami Dango

Para finalizar este apartado sonoro, añadir que tanto el sonido original como la remezcla 5.1 cuentan con sonido hipersónico. Este término se refiere a frecuencias de sonido que nuestros oídos son incapaces de percibir, pero que sí podemos sentir por la vibración que generan. Aun así, esto solo puede percibirse si se emplean bueno equipos de sonido, por lo que la mejor manera de disfrutar todos los matices sonoros que propone Akira es en una sala de cine.

No es una película, es una experiencia

Esperamos haber sido capaces de transmitir todas las claves que hacen imprescindible el visionado de Akira en un cine.  Aun así, por muchas líneas que escribiésemos sobre la película, sería imposible transmitir con palabras la experiencia de ver Akira en gran formato. Tanto si vais a verla por primera vez como si es el último de incontables visionados, la obra de Ōtomo es tan única que siempre ofrece matices diferentes. No importa cuál sea el motivo que os lleve al cine el próximo 11 de diciembre, lo importante es que seáis capaces de vivir la experiencia Akira.


¡Hasta aquí nuestra recomendación! ¿Iréis al cine a disfrutar de Akira? ¿Conocéis alguna curiosidad sobre la cinta de Ōtomo que no hayamos contado? Si queréis que hagamos un análisis más concienzudo sobre la película, hacédnoslo saber en los comentarios. Estad atentos a nuestras redes sociales para conocer las últimas novedades del mundo del anime. ¡Hasta la vista, seguidores de Hanami Dango!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.