¡Bienvenidos, seguidores de Hanami Dango! Hoy toca despedir el anime de Fruits Basket. Si todavía no sabéis de qué trata esta obra, recomendamos leer el post sin spoilers que le dedicamos el año pasado. Si, por el contrario, habéis seguido esta última temporada, os invitamos a continuar leyendo nuestras impresiones sobre ella, con spoilers. No nos hacemos responsables si acabáis con alguna lagrimilla, ¡comencemos!


La tercera y última temporada de este anime ha supuesto una montaña de rusa de emociones a pesar de contar tan solo con trece episodios, a diferencia de las dos temporadas anteriores de veinticinco episodios cada una.

En esta recta final descubrimos aspectos de Tohru, nuestra querida protagonista, que nos clavan una espinita en el corazón y nos hacen ver que su vida, incluso antes de la muerte de su madre, ya era difícil. Así, se forzó a sí misma a actuar y hablar como su difunto padre y a ser fuerte. Todo esto se entrelaza con la historia de cómo se conocieron Kyo y Kyoko, convirtiéndose esta última en alguien en quien Kyo podía confiar. Sin embargo, como ya sabemos, Kyo dejó de visitar a Kyoko cuando fue Yuki quien encontró a la pequeña Tohru en lugar de él. Estos eventos nos llevan al día de la muerte de Kyoko, atropellada ante los ojos de Kyo, que se culpa profundamente por ello.

Fruits Basket Final 2 - Hanami Dango
«Ella es mi tesoro»

Estos acontecimientos nos hacen comprender mejor a los personajes de Tohru y Kyo y podemos ver la profundidad y el cuidado con el que fueron creados. Ni Tohru es una protagonista aburrida ni Kyo un personaje agresivo o frío. Sus circunstancias han hecho que expresar los sentimientos que guardan en el fondo de sus corazones sea verdaderamente complicado.

Sin embargo, el cambio que recibimos con mayor sorpresa esta temporada es el de Akito, el antagonista principal de este anime. Bueno, la antagonista. Akito ostenta la figura de Dios entre los animales del zodíaco, por lo que todos los miembros se encuentran ligados a ella. Esta situación hizo que creciese pensando que todos debían permanecer a su lado y que, de este modo, nunca estaría sola. Esto la llevó a maltratar psicológicamente a buena parte de los miembros del zodíaco, e incluso llegó a empujar a Rin por una ventana al descubrir su relación con Haru, acabando en el hospital.

En esta temporada, conforme se va precipitando el fin de la maldición y diferentes miembros se van liberando de esta, Akito se encuentra cada vez más inestable. Piensa que va a ser abandonada porque se están rompiendo los lazos que la unían con el resto, lo que la hace caer en la desesperación. En el momento en el que apuñala a Kureno, los espectadores alcanzamos el clímax del odio que podemos sentir hacia un personaje, y su posterior aparición ante Tohru, con cuchillo en mano, es uno de los momentos más tensos de la serie. Por suerte, Tohru siempre sabe encontrar las palabras adecuadas para cada situación y ofrecer una mano amiga a cualquiera que lo necesite, y es ella la que hace posible el cambio en Akito.

Debemos decir que este cambio está increíblemente bien llevado. No es sencillo hacer que el espectador sienta pena por un personaje que ha sido tan malo y tan cruel durante todo este tiempo, además, no barre sus acciones bajo la alfombra. A Akito le resulta muy complicado perdonarse a sí misma y, por este motivo, entiende que no se merece el perdón de los demás, que no puede pedirlo sin más. Sabemos que se trata de un proceso que va a llevar un tiempo, por lo que es realista y, a la vez, sentimos calidez al comprender que su intención de hacer las cosas bien a partir de ahora es genuina.

Pero por supuesto, Fruits Basket tenía que darnos un último susto con la escena del acantilado, al fin y al cabo, el drama es su especialidad. A partir de este momento, los últimos episodios se han desarrollado de una forma más tranquila y gratamente satisfactoria.

Así, aprendemos finalmente la verdad sobre la leyenda de la maldición, que no era como nos la habían contado al principio. El gato no fue engañado por la rata, simplemente entendía que la amistad con el resto de animales y con el Dios no podía durar para siempre, porque son mortales, y la mortalidad no es mala. Al contrario, se debe disfrutar y atesorar el tiempo que pasamos con nuestros seres queridos y los lazos que formamos, y aceptar que tendrán un final. Junto con el descubrimiento de esta verdad asistimos a la rotura definitiva del vínculo que unía al resto de los miembros del zodíaco con Akito y, por lo tanto, al fin de la maldición por la que se convertían en animales.

La expresión de cada uno de los personajes cuando se sienten libres, pero a la vez saben que han perdido aquello que les unía incondicionalmente también está muy bien llevada en el anime. El “por fin” que todos esperábamos, pero que a la vez entendemos que puede ser doloroso para quienes siempre han vivido así. Un final feliz, que es un nuevo comienzo para todos.

En definitiva, estos trece episodios no solo han estado a la altura de las temporadas anteriores, sino que han puesto el final perfecto a Fruits Basket. Perdonar a los demás y perdonarse a sí mismo han sido los puntos más relevantes de la temporada, y es que para avanzar es necesario dejar atrás aquello que nos ata. No solo debemos ser amables con los demás, también debemos mostrar amabilidad hacia nosotros mismos, y permitirnos ser felices.


Hasta aquí este post y también Fruits Basket, ¡un anime que llevaremos para siempre en el corazón! Nos encantaría que nos comentarais vuestros momentos favoritos de la historia o las enseñanzas que más atesoráis. Os estaremos leyendo en comentarios, en nuestras redes sociales o en nuestro servidor de Discord. Nos vemos en el siguiente post, ¡hasta pronto! 🍡

3 Comentarios

  1. La serie en sí es una pasada, pero lo de esta temporada final ha sido bárbaro. No me extraña que tenga la nota que tiene en Myanimelist (literalmente ahora mismo está #1), porque ha sido un no parar de emociones desbordante en cada episodio. Y, efectivamente, llevado de una manera magistral.
    De lo mejor y más satisfactorio que he visto en este medio.

    • Ahora mismo está el #4 en MAL, pero el primer puesto estaba merecidísimo también. Como dices, ha sido magistral, y ojalá más gente le dé una oportunidad. ¡Muchas gracias por comentar!

      • Mientras se mantenga firme dentro de los 5 primeros y no le pase como a la final season de Shingeki me conformo jajaja
        Pues sí, ojalá se vea aún más, porque tanto como anime de romance como de drama, se luce como pocos. Cuánto drama y qué bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.