Tadaima modorimashita, seguidores de Hanami Dango, os traemos un nuevo post sobre Fruits Basket. Ojalá disfrutemos esta segunda temporada tal y como hicimos con la primera. Si no lo habéis hecho todavía, aquí tenéis una pequeña recomendación de todos los puntos fuertes que posee la obra sin spoilers.

¿Conoces la historia de los 12 animales del zodíaco? Esa que cuenta cómo Dios les dijo a los animales: “Mañana estáis invitados a un banquete, pero no lleguéis tarde”. El ratón le dijo al gato que el banquete era otro día y este, engañado, no acudió. El astuto ratón cabalgó sobre el buey y saltó para que fuese el primero en llegar. Seguido del buey, el tigre y los demás animales. El banquete duró hasta la mañana siguiente y todos los animales estuvieron excepto el gato.

Imagen27-Fruits-Basket-Hanami-Dango

Este cuento es la pieza central de Fruits Basket, o también conocida como Furuba, que ha vuelto con su segunda temporada el día 6 de abril. Gracias al estudio de animación TMS Entertainment y la distribuidora Funimation podremos disfrutar de la adaptación completa del manga de Natsuki Takaya. El staff de la serie continúa como en la anterior temporada, además de contar con la supervisión de Takaya durante todo el proceso. El director es Yoshihide Ibata, al cual hemos conocido por sus trabajos en FLCL Progressive o Attack On Titan Junior High. En el diseño de personajes podemos encontrar a Masaru Shindo y Taku Kishimoto se encarga de la adaptación del guion.

El anime de 2001, producido por el estudio Deen, no alcanzó a adaptar por completo el manga, por lo que muchos animales del zodíaco no aparecieron. Además, el final fue demasiado forzado y para nada fiel al manga. Hablando del manga, este es un shoujo muy típico de los años 90, pero que con cada lectura no puedes evitar emocionarte con su calidez y ternura. Su publicación se acabó en 2006 con un total de 136 capítulos reunidos en 23 tomos.

A finales de 2018, Natsuki Takaya escribió una secuela directa llamada Fruits Basket Another. Se muestra la historia de Sawa Mitoma en la escuela secundaria y su reencuentro con los descendientes de la familia Soma. Consta de un total de 3 volúmenes y solo 12 capítulos. En 2019 lanzó otro manga titulado Fruits Basket: The Three Musketeers Arc. que posee tan sólo tres capítulos y se centra en Hatori, Shigure y Ayame. En el manga original son conocidos como los tres mosqueteros.

Takaya, con su obra, abarca muchos temas cotidianos como son la familia, los amigos o el amor plagada de pequeños momentos, detalles y nudos en la garganta que nos llenarán de emociones varias. Es un manga que, si no lo has leído todavía, deberías de hacerle un hueco porque es una obra muy personal y que en todo momento nos hace darnos cuenta del valor que tiene el esfuerzo. Que nos empuja a continuar nuestro camino y siempre a ayudar a los demás. Se considera una obra muy empática. También podemos apreciar cómo las heridas poco a poco se van curando, se podría decir que, después de la tormenta llega la calma.

La llegada de la nueva adaptación de Fruits Basket el pasado año ha sido más que un simple regreso ya que nos permitió, y permitirá con esta nueva temporada, disfrutar al máximo la obra de Natsuki Takaya. Esta obra que, aunque no quiera que nos reflejemos en ella, lo consigue sin que nos demos cuenta, ya que cada personaje muestra sus propios temores, debilidades o complejos y esto hace que pase a formar parte de nosotros. La autora trata de hacernos ver que cuando hay paredes que nos separan si trabajamos duro podemos derribarlas. Porque no importa que seas la bolita de arroz de la cesta de frutas. Eso es una ventaja ya que es la única pieza que logra destacar dentro de la cesta.

Como solicitud personal de Takaya el equipo debía ser totalmente nuevo para esta adaptación. Así se puede reconstruir desde cero Fruits Basket y añadirle un nuevo toque artístico. En ningún momento se ha querido conservar la antigua apariencia de la obra, porque era demasiado pura y simple. En ese momento la creadora se encontraba enferma por lo que su dibujo era muy tembloroso. De ahí salió la idea de reconstruir de cero la parte artística de Fruits Basket. Ella desea que se respete la obra original, pero le ha dado libertad a TMS Entertainment para hacer lo que quieran siempre que respeten las directrices aportadas de antemano de la escritora. El mayor cambio que se nota en comparación al anime de 2001 es que el drama comienza desde el principio y no se centra tanto en la comedia.

Una de las cosas que nos enseña esta serie es que, a veces, para poder continuar el camino uno debe tropezarse para hacerse daño y así levantarse con más fuerza. También nos hace darnos cuenta que todo tiene su espacio, y que tenemos que saber llorar antes de volver a reír plenamente.

Sin embargo Fruits Basket no siempre alcanza su objetivo. Podemos observar que Tohru no alcanza siempre a realizar lo que quiere, Yuki continúa sin reaccionar ante su pasado y Kyo no puede olvidar el temor que le obliga a odiar tanto a la rata como a sí mismo. Quizás esta sea otra idea a destacar, ya que las cosas no cambian fácilmente de un día para otro. Lo que nos lleva a reflexionar, que debemos aceptarnos tal y como somos. Fruits Basket es un constante vaivén de sentimientos que nos obliga a abrir nuestro corazón.

La maldición de la familia Soma es otro tema frecuente al que recurre la autora, ya que poseer los espíritus del zodíaco no es una particularidad positiva sino todo lo contrario, es una maldición que les hace vivir en un oscuro mundo, apartados de la luz. Si nos adentramos en la metáfora que representa vemos la exclusión social en la que se ve obligada a vivir la familia, alejados del resto del mundo. Aunque hay veces que se denotan tonos de lucha por escapar de esa situación. Kyo y Yuki son los que más ganas demuestran por liberarse de la sombra de la familia Soma y poder vivir una vida normal.

La única persona en toda esta historia que consigue olvidar esta maldición y seguir avanzando es Tohru. Se puede considerar que es la pieza fundamental en esta maravillosa historia. Se esfuerza día a día por seguir su camino mientras que conecta a la perfección con el resto de personajes. Tohru es la encargada de ayudar a alguno de los componentes de la familia Soma a encontrar su camino.

Todo esto hace que se convierta en una obra inolvidable que desprende calidez. Nos enseña la lección de que todo se consigue con esfuerzo y superación personal. También consigue arrancarnos más de una sonrisa y algún que otro nudo en la garganta.

Con el final de la primera temporada se quedan muchas preguntas en el aire: ¿Quiénes son esos alumnos que miran con interés a Yuki y Tohru? ¿Qué pasará con Akito? ¿Cuál es el plan de Rin? ¿Lograrán expresar realmente sus sentimientos?

Si no quieres perderte nada, síguenos en nuestras redes sociales o pincha aquí y sigue disfrutando de nuestro contenido. ¡Nos vemos en futuros posts!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.