Kakushigoto ha sido uno de los animes mejor valorados de la temporada de primavera de este año. Antes de su salida ya apuntaba maneras para ser una de las propuestas más interesantes del año y no nos ha defraudado. Desde su comienzo hasta su final ha sido una obra increíble en la que destacan muchas cosas y, de hecho, lo analizaremos a continuación. Su primera emisión fue el día dos de abril y obtuvo una muy buena acogida, tanto por parte del público como en las redes sociales.

Kakushigoto-Hanami-Dango-11

Por nuestra parte, hablamos un poco sobre Kakushigoto en nuestras recomendaciones de temporada. Os dejamos el enlace aquí. Además, incluimos su opening como uno de los mejores de la temporada junto con un bonito análisis que también os dejamos pinchando aquí. Como no es de extrañar, volvemos con un análisis de esta maravillosa obra la cual ha logrado cautivarnos desde su primer capítulo hasta el último. Esperamos de todo corazón que os guste.

Kakushigoto está basado en un manga shōnen con el mismo nombre, cuyo autor es Kōji Kumeta. Este se ha encargado tanto de escribirlo como de ilustrarlo. Su primera publicación fue el cinco de diciembre de 2015 y ha sido publicado en la revista Gekkan Shōnen Magazine. Ha constado de doce volúmenes tankōbon o volúmenes compilatorios. El estudio de animación que se ha encargado de esta adaptación ha sido Ajia-do Animation Works. El director ha sido Yūta Murano conocido por Dream Festival! o Brave Beats. La cadena encargada de su distribución en Japón ha sido Tokyo MX.

La historia se centra principalmente en mostrar la vida cotidiana de un padre y una hija. El padre es un dibujante veterano de manga, Kakushi Gotō. Consiguió alcanzar la fama gracias a un manga con una tonalidad bastante vulgar. Kakushi tuvo una hija, Hime, a quien protege y cuida sin importarle nada. Se puede decir que la sobreprotege, puesto que su esposa murió cuando Hime era muy pequeña.

Esta sobreprotección se extiende durante todo el anime, ya que Kakushi procura mantener a Hime alejada de su oficio. No quiere que Hime descubra que su padre es un creador de manga vulgar y lo menosprecie por ello. Debido a esto, siempre que sale de casa lleva un traje y camisa, como si fuese a trabajar a una oficina. Sin embargo, en el trayecto para en la tienda de “Marriot Lunch Market” para cambiarse a un estilo más desaliñado. Este es su estilo preferido para poder continuar con la escritura e ilustración de sus mangas.

Lo que me hace más feliz es que tú crezcas saludable y feliz, Hime.
– Kakushi Gotō

Como pequeño detalle que nos ha llamado mucho la atención, el nombre del padre es Kakushi Gotō y el de la serie es Kakushigoto. Sí, es exactamente el mismo nombre puesto que el autor quiso hacer un juego de palabras que le confiere un toque especial. Este juego de palabras es el significado que posee kakushi goto, que es literalmente ‘secreto’, y por otro lado, kaku shigoto, que significa ‘trabajo de dibujo’. Con esto queremos decir que el nombre estaba planificado con mucho detalle y cariño. Puesto que, visto así, nos damos cuenta de que casa a la perfección el nombre con la trama del anime.

Kakushigoto-Hanami-Dango-6

Otro de los detalles que no podemos olvidar remarcar de Kakushigoto son los finales de los capítulos. Esos últimos cinco minutos en los que sabes de sobra que van a romperte el corazón, pero que esperas con muchas ganas semana tras semana. Posiblemente sea el único momento en el que este anime posea esa ambientación más triste u oscura que nos hace desarrollar mil y una teorías sobre su final. ¿Sabías ya lo que pasaba? O, ¿tú teoría se ha cumplido?

¿Cuál es tu secreto?
-Hime Gotō

Los dos personajes principales poseen un buen desarrollo durante la serie. Kakushi intenta todo el tiempo mejorar como padre. Consiente en todo lo que puede a su hija y se esfuerza para ser un buen ejemplo, aunque le oculte muchas cosas. En su trabajo también vemos un desarrollo evidente puesto que se ve el estrés que sufren los mangakas a la hora de entregar los nuevos capítulos de los mangas. También se muestra, de una forma muy realista, cómo les afectan las ventas y todos los sentimientos que atraviesan para conseguir crear una buena obra.

Hime también presenta un desarrollo y en ella es en la que más se denota este hecho. La podemos ver tanto de pequeña como cuando ya es más mayor. Este crecimiento ya nos lo muestran en el opening, pero es un gustazo disfrutar de esta pequeña y sobre todo de su imaginación. Es una monada ver esa inocencia y la dulzura con la que siempre se toma las cosas que ocurren a su alrededor.

Los personajes secundarios no poseen demasiado desarrollo. El autor los utiliza para darle más peso al argumento y para una mejor introducción de la historia. Estos personajes son los asistentes y el editor de Kakushi.

Como curiosidad, el seiyū de Kakushi es Hirochi Kamiya y es capaz de expresar a la perfección el paso de la calma a la ansiedad pasando por la seriedad y sin perder nunca el toque cómico. Este seiyū es el mismo que Levi en Shingeki no Kyojin, de ahí que tenga esa facilidad para adaptarse a cada situación. En el caso de Hime, su seiyū es Rie Takahashi, que la conocemos de sobra por su trabajo en Re: Zero como Emilia. De ahí que su voz sea tan angelical y desprenda esa pureza e inocencia. Este dúo es una gran elección para esta maravillosa obra que es Kakushigoto.

Si hablamos de la animación que posee la serie no nos extraña que haya gustado tanto. Desde el estreno de sus imágenes promocionales y sus dos primeros tráileres ya prometía ser una de las mejores apuestas de la temporada en cuanto a animación.

Solo seguiré sonriendo cuando esté con Hime.
– Kakushi Gotō

El arte que presenta no es ni realista ni detallado como otros animes que se han estrenado esta temporada. Sin embargo, es realmente bueno puesto que desde el primer capítulo es capaz de captar toda nuestra atención. Casi siempre sigue un estilo muy limpio y que es muy agradable de ver, pese a ser en momentos algo simple. Con esto nos queremos referir a que mantiene muy presente la esencia del manga, y eso nos encanta.

El estilo artístico sufre algunos cambios durante el desarrollo de Kakushigoto. Este hecho se puede notar con una mayor facilidad en los momentos cómicos. No es nada malo. Es un toque característico que le confiere aún más personalidad a la serie. Aunque te puede tomar un poco de tiempo acostumbrarte a este estilo de animación, se adapta bastante bien a la obra.

Musicalmente hablando, es otro de sus puntos fuertes ya que consiguen ajustar maravillosamente cada escena. Esto es un hecho muy importante y con el que han sabido trabajar a la perfección. Gracias a esto se puede reconocer rápidamente la tonalidad que posee la escena. Si es cómica suena una música alegre y tintineante, si por el contrario es triste, la música se vuelve más lenta y sobria. Cuando Hime aparece se nota como cambia radicalmente y adquiere un tono más infantil.

Y bueno… Tengo mi propio secreto.
– Hime Gotō

Gif-Opening-Kakushigoto-Hanami-Dango

El opening ya lo analizamos en un post que hemos indicado al inicio de este mismo. Pero, en resumen, simplemente es sublime y muy expresivo. Tanto la música escogida como la letra que posee la misma. La animación es impresionante y nos transmite, ya desde el inicio, cuan triste va a ser el final de esta obra. El ending es también bastante bonito y llamativo por la animación que posee. Esto se debe a que no pierde la esencia del anime, pero también representa muy fielmente a los trazos que se observan en el manga.

Su último capítulo, se puede describir con dos palabras: montaña rusa. Esta última explosión de sentimientos hace que toda la historia cobre sentido. Se puede notar perfectamente el cariño que el autor le ha puesto a la obra durante toda su creación. Hoy se estrenaba el capítulo doce y final, por lo que queríamos dedicarle un post un poco especial. Hemos seguido esta preciosa serie semana tras semana y nos ha maravillado. Si aún no le has concedido una oportunidad te recomendamos encarecidamente que lo hagas. No te vas a arrepentir.

Si te gustaría seguir disfrutando de nuestro contenido, te invitamos a pinchar aquí.

Puntuaciones
Historia
7.3
Personajes
7.6
Arte
7.5
Sonido
7.5
Deleite
7.5
Artículo anteriorOne Piece Reseña Manga 982
Artículo siguienteHamefura: destruyamos las banderas de la perdición
¿Puede una bola de arroz formar parte de un cesto de frutas? Alquimista en busca del antídoto para el Apotoxin 4869 y con vocación detectivesca. Enamorada del misterio, la comedia, los romances y los finales inesperados. Mi palabra favorita es Hana Fubuki. No puedo evitar emocionarme con las obras de Makoto Shinkai.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.