¡Esperamos que estéis disfrutando de un apacible día, demonios de Hanami Dango! En el post de hoy venimos a hablar de La reina demonia necesita un descanso, de Madoka Mizuno, cuyo primer tomo se ha publicado recientemente por parte de Odaiba Ediciones. Una comedia ligera con influencia de los juegos de rol y que no os dará ni una pizca de sueño.


Demonia-1-Hanami-Dango

Título: La reina demonia necesita un descanso (Dai maou no off).
Autora: Madoka Mizuno.
Editorial: Odaiba Ediciones.
Géneros: Comedia, fantasía, slice of life, ecchi.
Volúmenes: 2 volúmenes (uno publicado).
Páginas: 176 B/N.
Precio: 7,50€.

El manga nos ubica en Opscurité, la tierra de la oscuridad (no nos queremos imaginar la factura de la luz). Aquí residen una gran cantidad de demonios que están dispuestos a acabar con cualquier héroe que ponga su pie en este lugar. Estos seres están comandados por una de los líderes más poderosos que han tenido: Durandara, la Reina Demonia.

Demonia-2-Hanami-Dango

El problema es que el trabajo de Durandara empieza a resultar un poco cansino. El poderoso linaje del legendario héroe que venciese a su padre, el anterior Rey Demonio, se ha ido expandiendo como si de una familia de conejos se tratase. Además, ha ido aumentando el número de personas que acaban ejerciendo de «héroes de media jornada» (¿acaso dudábais que en los mundos de fantasía medieval también existiese la explotación laboral?). Esto provoca que tenga que estar constantemente defendiendo su castillo sin poder tomar ningún descanso.

La mayoría de los capítulos de este tomo de La reina demonia necesita un descanso se centran en los problemas del día a día de Durandara mientras no se hace cargo de los guerreros. Desde que no le da tiempo a maquillarse (pintalabios, toque de rímel, … os hacéis mayores si recordáis esa canción) para “mostrarse en toda su majestuosidad” en los enfrentamientos hasta que no le entre bien la ropa porque ha pillado unos kilitos. También la traen de cabeza sus subordinados con asuntos como la razón de que se llamen «Los 4 Reyes Celestiales» si son cinco. Puro drama el que sufre el gobierno de Opscurité.

Demonia-3-Hanami-Dango

¿Y cómo es nuestra demonia protagonista? Digamos que en Hanami Dango entendemos a la perfección la devoción que tienen sus súbditos hacia ella, aunque no de la misma manera (ya llegaremos a eso). Su personalidad vivaracha y un tanto despreocupada es encantadora, aunque es un desastre como ¿persona?, y detalles como su pijama con orejas de conejito la hacen más adorable si puede.

También destaca el hecho de que es el diseño más elaborado de todo el manga. Tiene un estilo simple y redondeado, pero se nota un mayor esmero a la hora de dibujarla, incluidos esos abdominales «tableta de chocolate» que son el mayor fetiche de su sirvienta cabra.

Demonia-4-Hanami-Dango

Hablando de diseños, quizá sea uno de los puntos destacables del manga. A nivel general, es como hemos dicho respecto a la monarca demoniaca: son muy simples y tienden a ser redondeados. Aun con esta simpleza en mente, la cantidad de demonios que abundan en el manga es variada, pareciendo la gran mayoría versiones pochas de criaturas de juegos RPG.

Demonia-5-Hanami-Dango

Como detalle, la cubierta del manga (recordad que el término sobrecubierta implica su existencia) incluye la «Enciclopedia ilustrada de Opscurité». Aquí encontramos información de 23 de estas criaturas del averno, entre las que encontramos seres como «Paco, el de ventas» (se nos ponen los pelos de punta solo de escribirlo).

La situación es ligeramente distinta con los acompañantes principales de Durandara (sus comandantes que son cinco en lugar de cuatro y su sirvienta cabra). Siguen el mismo patrón aunque algo más detallado y, en este caso, nos encontramos también con versiones cutres de personajes ajenos al rol. Lo más seguro es que alguno os recuerde a Digimon o Sailor Moon.

Si os preguntáis por qué no nos referimos a los personajes por sus nombres, la respuesta es simple: no los sabemos. Raro, ¿verdad? Siendo justos, tal como funciona la obra, tampoco es que nos importe demasiado, aunque se hace extraño no saber cómo referirse a unos personajes que aparecen en casi todos los capítulos. No es tan problemático de por sí, pero vendría a ser la guinda de los aspectos a mejorar que tiene el trabajo de Madoka Mizuno.

Demonia-6-Hanami-Dango

El humor de La reina demonia necesita un descanso es de todo menos original. No es necesario aclarar que la originalidad no te vuelve automáticamente gracioso, pero los capítulos casi se pueden sentir como un déjà vu constante para quien haya consumido mucho de este tipo de obras. Aun así, las historias resultan ser de una lectura ligera y entretenida, por lo que, para alguien que venga de nuevas, puede ser más disfrutable. El mayor problema que tiene la comedia de este manga es el ecchi.

La situación no es equiparable a La empalagosa dieta del amor, el manga previo publicado por Odaiba, aunque sí encontramos algunas viñetas para la que es mejor que no leáis esto junto a un niño. Lo que no nos resulta tan gracioso es la continua referencia al físico de la protagonista. Alguna broma ocasional puede resultar pasable según la mentalidad de cada lector, pero esto resulta excesivo.

No hay capítulo en este primer volumen que no salgan a la palestra el culo y los pechos de Durandara, ya sea por los comentarios de alguno de sus guarros esbirros o por situaciones que genera el propio manga. No sabemos si el segundo tomo seguirá remando en esa dirección, pero esperamos que no siga resultando tan molesto.

Antes de acabar, queremos destacar un pequeño detalle en el aspecto del trabajo de edición: el trabajo con el formato de letra. Por lo general, esta es similar a la de la mayoría de los mangas que vienen del país nipón. Lo destacable es que, en momentos específicos, cambia para parecerse a la usada en los RPG y JRPG clásicos que podíamos encontrar en consolas como la NES/Famicon. Un pequeño detalle de pureza que muestra el interés por traer el mejor trabajo posible.

Demonia-9-Hanami-Dango

En resumidas cuentas, La reina demonia necesita un descanso es un manga disfrutable y de lectura ligera con una protagonista que es su mejor baza. Tristemente, es un diamante sin pulir, por falta de mejorar varios aspectos que esperamos que estén mejor llevados en los capítulos restantes. Estamos expectantes a lo que ocurrirá por ciertos eventos que ocurren al final de este tomo. Nuestros labios están sellados.

Lo mejor: la propia Durandara.

Lo peor: la falta de originalidad y el exceso de humor verde.


¿Qué os ha parecido este manga? Si os hemos convencido de leerlo, no dudéis en compartir el post en redes sociales para que vuestros conocidos también puedan saber de él. Si os gusta el trabajo de Hanami Dango, tenemos página de Patreon, en donde podéis apoyarnos para poder realizar todavía más contenido. Además, tenemos nuestro newsletter para que no os perdáis los nuevos posts, vídeos o cualquier otro tipo de contenido, y nuestro servidor de Discord, donde poder hablar de manga, anime y muchos más temas. ¡Nos vemos por Opscurité, demonios de Hanami Dango!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.