¡Bienvenidas, sirenas de Hanami Dango! Hoy queremos invitaros a visitar una película poco conocida por la comunidad del manga y el anime: Lu Over the Wall. Esta fantasía romántica dirigida por Masaaki Yuasa narra como Kai, un adolescente que trata de superar el divorcio de sus padres, comenzará a relacionarse con una sirena a través de la música.

Lu Over the Wall fue el mejor largometraje de animación del 2017 para el jurado de ANNECY, el festival de cine de animación más antiguo del mundo, y Selecta Visión se encargó de su distribución en España desde el 2018. Entonces, ¿por qué la historia de Lu y Kai ha pasado tan desapercibida?

A lo largo de este escrito hablaremos de algunas de las razones que han provocado que Lu Over the Wall no sea reconocida como una de las grandes animaciones japonesas de los últimos años. Aun así, en Hanami Dango queremos animaros a descubrir esta experiencia única y divertida, hablando de todos los aspectos positivos que convierten a Lu Over the Wall en la perla pérdida de la filmografía de Masaaki Yuasa. Empezamos con su tráiler:

¿Por qué es tan importante Lu Over the Wall?

Esta película es interesante simplemente desde el apartado contextual, pues es el primer largometraje original producido por Science Saru y el tercero de Masaaki Yuasa como director. Este increíble animador había estado pululando por la industria dejando perlas como Tatami Galaxy o Mind Game, su ópera prima, que le colocarían en el panorama internacional de grandes animadores japoneses.

En 2013 funda su propio estudio, Science Saru, y comienza a producir animes tan destacables como Ping Pong The Animation, Night is Short, Walk on Girl y Lu Over the Wall. Posteriormente, con la experiencia adquirida en todos estos proyectos, Yuasa desarrolló la archiconocida Devilman Crybaby y la más reciente Eizouken ni wa Te o Dasu na!

Por tanto, Lu Over the Wall permitió que Masaaki Yuasa pudiese experimentar con la forma en la que quería contar sus historias, siendo especialmente influyente en todos sus proyectos posteriores.  Por compararla con otro estudio y director que la mayoría de vosotros conoceréis, se podría decir que Lu Over the Wall es tan importante para Science Saru y la obra de Yuasa como lo fue Mi Vecino Totoro para Ghibli y Hayao Miyazaki.

La fluidez por bandera

Tanto si la amas como si la odias, hay algo innegable: el movimiento en Lu Over The Wall es único. Esto es debido a que la animación realizada en Adobe Flash (conocido en la actualidad como Animate) “permite representar la fluidez de los movimientos como ninguna otra herramienta”. Esta afirmación la emite el director y guionista de la película, Masaaki Yuasa, en la entrevista que se incluye como contenido adicional en el Blu-Ray distribuido en España por Selecta Visión.

Cuando hablamos de fluidez nos referimos a un concepto muy relacionado con la limitación de fotogramas. Tanto por motivos económicos, como de productividad, es bastante común que todas las animaciones limiten en algún momento su número de cuadros por segundo. De hecho, esta limitación es una técnica tan propia de la animación tradicional que, cuando se intenta hacer que una animación 3D parezca bidimensional, se limitan u omiten sus fotogramas adrede.

No obstante, desde sus primeros trabajos, Masaaki Yuasa ha demostrado estar mucho más interesado en hacer imperceptible esta limitación que en mantener un diseño y arte consistente. Lu Over The Wall es un buen ejemplo de esto y, aunque reconocemos que en algunos momentos puede resultar confusa, la representación del movimiento es increíblemente fluida.

Además, cabe destacar que Lu Over the Wall va a emplear diferentes estilos de animación para desarrollar sus situaciones más cómicas y flashbacks. Estos diferentes modelos van a ayudar a la película a modular su tono de manera muy efectiva y van a añadir profundidad a su apartado visual.

¿La típica historia de sirenas?

La historia de Lu Over the Wall presenta otro hándicap que podría explicar el por qué se encuentra tan poco valorada por algunos sectores de la comunidad del manga y el anime: se parece mucho a Ponyo en el acantilado.

Como se acostumbra a decir, las comparaciones son odiosas y, ciertamente, Ponyo tiene bastante elementos en común con Lu. No obstante, según declaró el propio Masaaki Yuasa, él no reparó en este parecido hasta bien avanzada la producción de la película. De hecho, aseguró que para escribir Lu Over the Wall se inspiró en Panda! Go Panda!, serie dirigida y escrita por Isao Takahata y Hayao Miyazaki respectivamente. Por tanto, el parecido entre Lu y Ponyo no es un intento de copiar la obra de Ghibli, sino que se inspira en producciones anteriores de Miyazaki y Takahata.

Además, la historia de Lu es bastante diferente de la de Ponyo, pues la película de Yuasa se va a centrar mucho más en la idea de superar la tristeza, la pérdida de un ser querido y el proceso de madurez de nuestro protagonista. El componente naturalista y el romance van a estar ahí, pero Lu Over the Wall va a centrar todos sus esfuerzos en ser una película tan alegre y positiva como su mensaje.

También creemos importante destacar la puesta en valor de la música, usada como catalizadora de todas las emociones negativas que se proponen en Lu Over the Wall. Todos los personajes van a comenzar la película rechazando sentimientos como el odio, el miedo, la tristeza o la incertidumbre. Sin embargo, a lo largo de los minutos, la música de Lu y Kai va a provocar que todos inicien un viaje en el que van a ser capaces de aceptar estos sentimientos.

Para ir finalizando este apartado, todos estos elementos hacen que Lu Over the Wall sea una película que va a abordar muchos temas de interés desde un ámbito sensiblemente existencialista.  Por tanto, es verdad que su carácter familiar no va a buscar plantear demasiadas preguntas, pero sí va a intentar darnos muchas respuestas.

Un arte caóticamente bello

En párrafos anteriores hemos comentado brevemente que, en determinados momentos de la película, los diseños no son todo lo consistentes que podríamos esperar. Aun así, es preciso apuntar que este apartado y todo el arte que rodea a Lu Over the Wall es bastante destacable.

Empezando por los diseños (desarrollados por Youko Nemu y Nobutake Itou), Lu y todas las sirenas protagonistas van a conseguir presentar un aspecto especialmente adorable. Es cierto que este factor kawaii no es algo inherente al diseño, sino que se encuentra desarrollado a través de la animación y el movimiento tan especial que tiene la película. Aun así, todos sus personajes, incluidos los humanos, van a presentar en todo momento una expresividad muy sincera que va a dar a Lu Over the Wall un toque único.

También es especialmente destacable el encontrar diseños que posteriormente serán muy importantes en todas las obras subsiguientes de Masaaki Yuasa. Por ejemplo, Kai, como protagonista introvertido, comparte muchos rasgos con Senpai (protagonista de Night is Short, Walk on Girl) o con Haruo Koga (Japan Sinks: 2020).

No obstante, el diseño de Lu Over the Wall va mucho más allá de sus personajes. El pueblo en el que tienen lugar los acontecimientos va a presentar diferentes espacios enfrentados por su naturaleza fantástica o terrenal. Esta dualidad va a marcar profundamente a la película, haciendo que la iluminación, colores y lugares se pongan al servicio de este contraste.

Por poner algún ejemplo, es evidente que la película trata de asociar las tonalidades más vivas a las profundidades marinas, mientras que el pueblo es representado de manera desaturada. También es interesante de ver cómo el factor fantástico se va a relacionar con lo desordenado y orgánico, frente a lo ordenado y rígido que se representará el mundo humano.

Por tanto, pese a la inconsistencia que comentábamos al principio, el dominio del color y lo entrañable de sus diseños hacen de Lu Over the Wall una película muy atrayente visualmente.

Una experiencia musical

Para finalizar esta recomendación de Lu Over the Wall no podíamos dejar de hablar de uno de sus apartados más importantes: la banda sonora. De hecho, se podría decir que la película de Yuasa va a desarrollar la relación entre Lu y Kai (el mundo fantástico y terrenal respectivamente), a través de la música.

El autor de la BSO de Lu Over the Wall es Takatsugu Muramatsu, que es la única persona acreditada en el aparatado musical de la película junto con Eriko Kimura, encargada de la dirección de sonido. Entre ambos consiguen que Lu sea una película silenciosa que da un significado especial a cada ruido y canción que escuchamos.

El mejor ejemplo de esto es Utautai No Ballad, un tema compuesto por Kazuyoshi Saito y que la película utiliza en su clímax. Esta canción habla sobre cómo el intérprete de esta lleva mucho tiempo tratando de expresarle su amor a otra persona, lo que la hace perfecta para el momento cumbre de Lu Over the Wall.

Por tanto, este componente musical va a ser clave para lo emocionante y divertido que es el visionado del anime. Salvando las distancias, podríamos decir que las canciones en esta película son tan importantes como los temas de RADWIMPS en Your Name. o El Tiempo contigo.

En conclusión…

Se podrá decir que Lu Over the Wall no es una película perfecta, pero su música, su mensaje optimista y su fluidez la convierten en una experiencia muy divertida y disfrutable. Esperamos haberos animado a descubrir esta perla perdida en la filmografía de Masaaki Yuasa y que seáis capaces de recibir todos sus mensajes y energía positiva.

¡Esto ha sido todo, sirenas de Hanami Dango! Recordad que podéis adquirir la película en formato físico en la web de Selecta Visión y que forma parte del catálogo fijo de Filmin. Si queréis leer más comentarios interesantes sobre la obra de Masaaki Yuasa, recordad seguirnos en nuestras redes sociales. ¡Nos vemos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.