¡Bienvenidos, seguidores de Hanami Dango! En el post de hoy nos trasladaremos al periodo Edo para hablar de Sakuran, manga de Moyoco Anno traído a España por Editorial KODAI. No contamos con muchas obras de Moyoco Anno en nuestro país, pero es destacable el éxito que tuvo Gorda, manga licenciado por Ponent Mon, y es que esta autora sabe cómo tratar los temas más delicados de una forma muy natural.

¡Pero además os traemos una sorpresa! Vamos a sortear un tomo de Sakuran en Twitter gracias a Editorial KODAI, ¡así que no olvidéis participar! Sorteo


Título Original: SAKURAN
Autora: Moyoco Anno
Publicación: Editorial KODAI
Formato: Rústica con sobrecubierta
Tamaño: 14,8 x 21 cm
Páginas: 304 B/N + 30 color
Precio: 15€

Amparada por las luces del Barrio rojo de Yoshiwara se encuentra Casa Tamagiku, el burdel en el que transcurre nuestra historia. En él podemos encontrar a jóvenes sirvientas, aprendices a prostituta, novicias, e incluso a la aclamada oiran, la cortesana de más alto rango del establecimiento. En él vive Kiyoha, o Tomeki, u Orin. Realmente todos designan a la misma persona, pues el cambio de rango conlleva también el de nombre, sin posibilidad de elección del mismo. Bueno, hemos dicho que ‘vive’, pero tal vez sea más acertado decir que ‘se abre paso’.

Lo cierto es que no hay posibilidad de escapar, preguntadle a Kiyoha, cuando de pequeña la compraron para trabajar como sirviente en el burdel lo intentó más de una vez, pero el portón que cierra el Barrio rojo no solo impide la entrada a ladrones y maleantes, sino que supone el fin de la libertad de las prostitutas, que tienen prohibido traspasarlo.

Kiyoha es, por lo tanto, nuestra protagonista, enérgica, testaruda y altiva. Su trabajo comienza como kamuro o criada de la oiran, Shôhi, una mujer «tan hermosa como las estrellas, pero podrida por dentro». A pesar de sus encontronazos, Shôhi le demuestra cómo las palabras pueden usarse para manipular a la gente, y que tener éxito hace que seas odiado por quienes te rodean. Por ello, para llegar a ser oiran se necesita tener una personalidad fuerte.

Sakuran_2 - Hanami Dango

En este contexto va madurando Kiyoha, siempre mostrándose desafiante y decidida a tener la oportunidad de elegir lo que quiere hacer, aunque se enfrente por ello a numerosos castigos. Sin embargo, ella también llora, pero únicamente junto a su amiga Osome, haciéndonos ver lo difícil que es ser fuerte a ojos de los demás cuando realmente estás asustada y te devora la tristeza.

Cuando Kiyoha se inicia finalmente en el oficio, su belleza y sonrisa orgullosa atraen a numerosos clientes, convirtiéndola rápidamente en una de las cortesanas más populares. En este momento conoce a Sôjiro, un cliente que acaba siendo el primero en agitar su corazón. Sin embargo, enamorarse en este trabajo es un infierno. La cortesana debe seguir atendiendo a los demás clientes aunque solo pueda pensar en él, y mostrarle que le quiere y que el resto no significan nada para ella las pocas veces que pueden estar juntos. Además, ¿qué garantías tiene de que él la ama de verdad? Durante la obra se ven diversos casos en los que los amantes de unas cortesanas acaban en los brazos de otras.

Por nuestra parte, no os vamos a desvelar el destino de esta relación, tendréis que descubrirlo leyendo el manga, o viendo el live action, del que os hablaremos más adelante.

Y ahora que ya conocéis la historia, ¡hablemos de la edición! Sakuran es, ciertamente, un tomo contundente. Los trece capítulos que la conforman se desarrollan a lo largo de sus más de trescientas páginas, de las cuales unas treinta son a color. Debemos decir que las ilustraciones a color son increíbles y reflejan vivamente las ropas de las cortesanas de la época, con diversos estampados que nos hacen apreciar la atención al detalle de Moyoco Anno.

Ahora bien, cuando pasamos a las páginas en blanco y negro llama la atención que el color negro se encuentra muy presente, y esto se debe a que el trazo es más grueso que en la versión original. KODAI ofreció una explicación al respecto en su cuenta de Twitter. Al parecer, la obra tuvo que ser trabajada con materiales digitales de baja calidad y, además, a una mayor escala que la original, lo que tuvo como resultado que el trazo se viera ensanchado. Lo cierto es que esta circunstancia no nos parece impedimento para disfrutar la obra, puesto que es sencillo acostumbrarse con el paso de las páginas, y no hemos notado que afecte al entendimiento de la misma.

Tampoco podemos dejar de comentar el esfuerzo en la traducción que supone este tipo de obras históricas con terminología de difícil traslado a nuestra lengua. En el podcast de KODAI se comenta precisamente que la traductora, Maite Madinabeitia, situaría Sakuran en su top cinco de obras más complicadas de traducir. De hecho, el tomo incluye una serie de notas históricas sobre la traducción en las páginas finales que nos ayudan a comprender mejor el contexto en el que se sitúa la historia. En definitiva, nos parece una edición muy cuidada a pesar de los problemas de escala comentados.

Por último, no podemos despedirnos sin hablar de la película live action con la que cuenta Sakuran. Esta película se estrenó en 2007, y con una duración de 110 minutos dedica su primera hora a adaptar el manga de un modo bastante fiel, aunque pasando más bien de puntillas por la infancia de Kiyoha y centrándose, sobre todo, en su vida adulta. ¿Qué ocurre entonces en el tiempo restante de película? Pues se dedica a desarrollar una línea en la trama completamente nueva, yendo más allá del punto en el que acaba el manga. No consideramos que esto último sea ni bueno ni malo por sí mismo, simplemente le otorga otro sentido al cierre, al mismo tiempo que es fiel hasta cierto punto a la obra original.

El motivo principal por el que consideramos que merece la pena darle una oportunidad al live action es porque las imágenes nos aportan todavía más contexto en relación a la vida en el burdel o en el Barrio rojo, y además podemos apreciar las vestimentas de las cortesanas en todo su esplendor. Al releer el manga tras ver el live action podemos notar cómo dejamos pasar ciertos detalles que ahora cobran pleno sentido. Además, la banda sonora es espectacular, mezclando lo tradicional con lo actual, siempre acorde con la actuación de Anna Tsuchiya, que da vida a una Kiyoha desafiante que se corresponde plenamente con su versión en papel.

En conclusión, Sakuran destaca, tanto en la pantalla como en el manga, por la fortaleza del personaje de Kiyoha y por su contenido histórico. Tanto si os gustan las historias duras con personajes fuertes como si os interesa la historia de Japón, este tomo cumplirá vuestras expectativas.


Y hasta aquí llega el post de hoy, seguidores de Hanami Dango, ¡esperamos que os haya despertado el interés por Sakuran! ¿Creéis que es vuestro tipo de obra? Y si ya la habéis leído, ¡no dudéis en dejar vuestra opinión! Nos vemos en el siguiente post, ¡hasta pronto! 🍡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.