¡Hola, buna ziua, hej y ohayou, seguidores de Hanami Dango! 😃 ¿Qué tal estáis? Nosotros muy contentos por el post que os traemos hoy. Con todos ustedes, ¡la recomendación de Senpai, un manga boys love muy especial, licenciado por Ediciones Tomodomo!

Senpai - Hanami Dango

Título original: Senpai
Autora: Bikke
Traductora: Ana María Caro
Editorial: Ediciones Tomodomo
Género: romance, costumbrista, drama
Páginas: 224
Precio: 8€

Una historia de amor y misterio en la que pasado y futuro se entrelazan para desvelar los verdaderos sentimientos de los protagonistas

El protagonista de esta historia es Kô Fujinami, un joven japonés en segundo curso de secundaria. Tiene permiso para practicar en el aula de arte a pesar de no pertenecer al club (porque quiere entrar en Bellas Artes) y su vida dio un vuelco un año antes del inicio del manga: Misumi-senpai, con quien mantenía una secreta relación, falleció en un accidente de tráfico. No lloró en su velatorio… quizás por eso, en el aniversario de su muerte, rompe a llorar en medio de la calle, cuando se dirigía a clase.

Saki, alumno de primero que llega tarde, repara en que Kô, sentado en unas escaleras, lleva el uniforme de su mismas escuela y decide acercarse a él y preguntarle si se encuentra bien. El corazón de Kô, lejos de calmarse, se acelera más: Saki guarda un gran parecido físico con Misumi-senpai.

Un comentario del más joven hace que ambos se libren de cualquier castigo diciendo que el mayor tenía anemia. Un encuentro casual, unos rasgos similares, serán los desencadenantes de que algunos de los secretos que dolían, incluso más que la tragedia de Misumi-senpai, salgan a la luz de la mano de una amistad sincera.

Nos encanta este manga, porque ¡es mucho más especial de lo que imaginábamos! Admitimos que no teníamos las mayores expectativas del mundo, sabíamos que nos gustaría, pero no esperábamos encontrarnos la gran cosa. Pues resulta que Senpai nos calló la boca. Puede parecer simple, quizás lo sea, pero te atrapa con las emociones de sus personajes.

Senpai tiene algo que podría ser un factor tanto en su contra, como en su favor: la voz protagonista. A pesar de lo que cabría esperar, la historia se cuenta de forma más cercana a Saki que a Kô, aunque todo nazca de él. Conocemos el dolor de Kô por lo que ha vivido, pero percibimos aún más como el interior de Saki se agita con cada detalle que conoce de ese malestar.

Saki es… un solete. Está en el equipo de bádminton y se preocupa mucho por Kô, debatiéndose en infinidad de ocasiones sobre qué debería hacer o juzgándose por cómo interactúa con él para que no sufra.  Suele ser el que busca al otro, encontrándolo en el aula de arte, su pequeño refugio. Siente sobre sus hombros la presión del recuerdo de Misumi-senpai, algo que le incomoda desde el principio más que lo que expresa.

Por su parte, Kô, al que le toca el rol de senpai en esta ocasión, vive más anclado al pasado de lo que cree y le gustaría. Es su vínculo con ese tiempo incambiable lo que hace que este manga no sea solo una historia de amistad y amor, sino también de maduración.

Cuando Kô aprenda que en el pasado no se le permitió ser realmente feliz, será cuando busque serlo.

Esta vez seré yo quién vaya a donde estás,  así que espérame

La relación que aflora entre Kô y Saki, antes que amorosa, es de una genuina amistad y ese es precisamente su punto fuerte. Son amigos, se aprecian. Saki quiere ayudar a Kô. Kô quiere pasar tiempo con Saki. Porque son amigos y los amigos de verdad están. Es esa ayuda y ese tiempo el que muta su relación, que siempre tuvo preocupación y cariño.

Además de los protagonistas, apenas hay otros personajes en Senpai. Solo Yuri tiene nombre (y, de hecho, ella será clave junto a un diario) entre la amalgama de alumnos que a veces rodean a Saki y que podrían ser todos el mismo sin problema. Es la figura de Misumi-senpai el que lo ocupa todo con su vacío.

El novio fallecido de Kô no aparece, no protagoniza ni tan siquiera un flashback. Sin embargo, da la sensación de conocerlo perfectamente. Le vemos superpuesto en Saki, sabemos alguna anécdota corta por Kô y vemos recuerdos en los que lo que toma parte es su ausencia y no su persona. Lo conocemos a través de los que lo conocieron… y de los pensamientos que él tuvo en vida sobre los otros. No queréis spoiler, ¿no? pues no nos tiréis de la lengua.

El dibujo de Bikke en este trabajo es en unas ocasiones muy detallado (incluso con los paisajes que rodean a los personajes, más que con ellos) y en otras muy simple. Más veces simple que detallista, nos atreveríamos a decir. Hemos echado de menos alguna viñetilla chibi, que siempre quedan bien monas, pero lo bonito que es el dibujo de las escenas adorables hace que se compense la falta de ese estilo y las predecesoras más simplonas.

Este manga no se caracteriza precisamente por su comedia, como otros que hayamos podido recomendar, pero tiene un detallito divertido con la única intención de sacarnos una sonrisilla: las esculturas del aula de arte. El aula de arte en la que Kô pasa tantas horas tiene diferentes esculturas que él se dedica a pintar y ¡entre ellas hablan! Comentan lo que los chicos dicen sobre ellas o ellas los comentan a ellos. Puede parecer una tontería, porque no aporta nada a la historia, pero es un buen recurso para quitar tensión o hacer más ligera la lectura.

LO MEJOR DE SENPAI: la relación de amistad-amor de sus personajes y ellos mismos.

LO PEOR DE SENPAI: *🦗cri, cri, cri, 🦗* … nos faltan páginas, queremos verles más siendo adorables. Eso es lo único que le podríamos pedir a Senpai. ¡O una segunda parte!

Senpai - Hanami Dango

¡Hasta aquí la recomendación de hoy! ¿A vosotros también os encanta el trabajo de Ediciones Tomodomo? Si os apetece leer un manga yaoi suyo más picante y cómico que este, ¿por qué no le dáis una oportunidad a Mother’s Spirit? ¡Y si os gustaría adentraros en el mundo del manhwa, no podéis perderos nuestro post con recomendaciones para primerizos! ¡Nos leemos en otra ocasión, seguidores de Hanami Dango!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.