¡Siempre es un placer encontrarnos, seguidores de Hanami Dango! Si habéis estado atentos a las últimas entregas de premios cinematográficos, no os pillará por sorpresa la cinta que hoy nos une: Seven Days War (Bokura no Nanokakan Sensou, Yuuta Murano, 2019), laureada en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges con el galardón de Mejor película de animación. ¡Bienvenidos a nuestra humilde opinión sobre ella!

La historia que nos cuenta esta película parte de una premisa bastante sencilla, un tímido adolescente aficionado a la Historia que está enamorado de una compañera del instituto. Pero la chica, Aya Chiyono, se ve obligada a mudarse de Satomi a Tokio por el trabajo de su padre y Mamoru Suzuhara tendrá que decidir qué hacer con sus sentimientos.

En un momento de efusiva valentía, le propone que escapen… pero no es claro en que se refiere únicamente a ellos y terminan en una fábrica abandonada junto a otros cuatro alumnos de su clase. Nos embriaga, tanto a personajes como a espectadores, la sensación de diversión, de libertad, pero esto durará poco: pronto descubren que no están solos en la fábrica y que, además, hay personas muy dispuestas a hacer lo que sea para conseguir que salgan de allí.

Esta no es la primera vez que hablamos de una obra de Yuuta Murano: la pasada primavera se emitió en Japón Kakushigoto, anime del que fue director y al que le dedicamos aquí un extenso análisis. Y esta no es la única similitud que une a ambas, ya que las dos estuvieron a cargo del estudio Ajia-Do (Hamtaro, Kaiketsu Zorori, Honzuki no Gekokujou), un estudio discreto, pero con años de experiencia.

Aunque más emotivo y con mayor carga dramática por parte de Kakushigoto, en Seven Days War encontramos un tono parecido. Tienen tintes cómicos, otros más tristes, pequeños misterios por descubrir… y dejan un buen sabor cuando las terminamos. Las dos obras son de visionado agradable, con su carácter desenfadado y sus personajes cercanos. Ambas abordan también el tema de la juventud y la madurez, aunque desde enfoques muy diferentes.

Se ha hablado mucho de Seven Days War como una película que ha dado voz a cuestiones tan importantes como la inmigración o el Colectivo LGTB. Sin embargo, aunque la representación siempre es algo que celebramos, no es algo tan grande como cabría esperar después de señalarlo tanto como algo definitorio. Especialmente la presencia de personajes LGTB, que no tiene lugar hasta la última parte de la historia.

En Hanami Dango queremos hacer mayor hincapié en su trato de la juventud y, en especial, en el tema de la libertad. La cinta refleja estos asuntos no como algo separado, sino como algo parejo. La libertad como algo inherente de la juventud, pero no como regalo: obtenida por la valentía y la ambición por los sueños que caracteriza a este arco de edad

¿Y esa libertad es solo de los jóvenes? Eso parece, eso parece enseñarnos Seven Days War. Pero porque los adultos lo han querido así. O porque la inocencia se pierde y los sueños se rompen. Por eso vemos a algunos cansados de sus vidas y con los ojos felices ante este grupo que, ajenos a la desalentadora vida adulta, no se dan por vencidos por más difícil que les resulte la situación.

No estamos de acuerdo con que soñar deje de tener sentido al llegar a cierta edad, por eso nos gustaría destacar esta apreciación que vimos en Twitter, en la que no se habla de la película, sino de la vida. ¿Acaso el cine no habla precisamente de eso?

Para nosotros, este es el valor principal de la primera película de Yuuta Murano, lo entrañable que resulta, pero que no se quede solo en una película cuca, sino que nos produzca cierta envidia. Que nos convierta en Peter Pan, que quiera que volvamos a ser jóvenes en cuanto a ganas.

Seven Days War no es la película que cambiará el mundo, ni posiblemente la que cambie nuestras vidas. Pero sí es una película entretenida y tierna que os mantendrá con una sonrisa durante al menos hora y media.

¡Y eso es todo por hoy! ¿Vosotros habéis visto ya esta película o estáis esperando a que Selecta Visión, que ya ha anunciado su licencia, la saque al mercado? ¿Sabíais que está basada en una novela y, a su vez, es un remake modernizado de una película anterior? ¿Qué otras curiosidades de cine sabéis? ¿Qué otras películas anime os encantan? ¡Podéis dejarnos todas vuestras opiniones en los comentarios y en nuestras redes sociales! ¡Nos leemos en otra ocasión, seguidores de Hanami Dango!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.