¡Bienvenidxs, lectores de Hanami Dango! Si llegado este punto en la temporada de primavera del 2021 todavía no tienen idea de qué animes ver, en esta nota vamos a destacar uno de los animes que no te podés perder. To Your Eternity (Fumetsu no Anata e) está disponible en Crunchyroll y si buscás un show que tenga sólidos personajes, una excelente construcción de mundo y partes iguales de magia y horror, entonces esta serie es para vos.

Yoshitoki Oima ama hacernos llorar

To your eternity es el nuevo anime de Brain’s Base (Natsume Yuujinchou, Baccano!, Durarara!!) basado en un manga de Yoshitoki Oima. Por si no la conocen, se trata de la misma mangaka que nos trajo A Silent Voice (Koe no Katachi), obra que fue adaptada brillantemente por Kyoto Animation. Ya desde esos momentos esta autora demostró tener gran talento para contar historias sobre personajes cargados de humanidad y cuyas tragedias y momentos de felicidad nos hacen lagrimear en cada oportunidad.

En este caso Yoshitoki Oima se abre al mundo de la fantasía, presentándonos una historia cargada de magia, culturas muy peculiares y un argumento a gran escala que se desarrolla tan bien como la evolución de sus personajes. 

To Your Eternity comienza cuando un «orbe» llega a la Tierra. Este orbe puede hacer dos cosas: tomar la forma de cualquier cosa con la que interactuara y regenerarse para volver a la vida. El orbe se convierte primero en una roca, luego en lobo y finalmente en un chico. Con esta forma vaga por el mundo como un recién nacido que no sabe nada. Poco a poco va conociendo la amabilidad humana y de esta forma no solo aprende a sobrevivir, sino que crece como «persona». 

Si leíste algo sobre To Your Eternity antes de verlo, de seguro fueron comentarios de personas asegurando que te prepares para convertirte en un mar de lágrimas. En esta nota no vamos a desmentir eso. Si bien desde su debut ningún episodio estuvo cerca de hacernos llorar tanto, los aspectos más perturbadores de este mundo y los más duros nos auguran un futuro muy trágico.

Yoshitoki Oima es capaz de hacer que nos importen mucho los personajes que crea, sus historias de crecimiento, con sus puntos altos y bajos simplemente nos atrapan. Esta habilidad logró ser capturada por el anime hasta el momento. Mostrándonos un elenco principal que amamos seguir y cuyas historias ansiamos ver que lleguen a un buen puerto. Esto es logrado incluso con un personaje tan difícil de abordar como el Orbe que protagoniza la historia.

Descubriendo cómo ser humano

Como mencionamos, To Your Eternity sigue a un Orbe que es enviado a la Tierra. Luego de un episodio debut que se sitúa como uno de los mejores estrenos de lo que va del año, el Orbe, que comienza como una piedra, toma la forma de un joven de pelo blanco. En el camino adopta el nombre de Fushi (Inmo, según la traducción española de Crunchyroll), en referencia a su inmortalidad.

Para muchas personas este podría ser un protagonista que en apariencia acumula características que lo hacen poco interesante. No puede comunicarse efectivamente con los demás, es prácticamente una tábula rasa sin personalidad y además es inmortal, lo cual es considerado por muchos como un elemento que elimina toda tensión posible. Sin embargo To Your Eternity demuestra que hay sólidas maneras de resolver estos “problemas”.

Para empezar, su incapacidad de comunicarse efectivamente con los demás personajes es solo genuina dentro del universo, porque como espectadores somos perfectamente capaces de entender lo que pasa por su cabeza, por muy básico que sea. Esto se logra gracias a su mirada, el recurso más notable que el anime usa para comunicar lo que siente. 

Y con su mirada no nos referimos únicamente a sus ojos, o a su expresión, sino a lo que decide mirar. Los elementos que llaman su atención nos revelan mucho sobre su crecimiento. Es entonces cuando cabe destacar el preciso trabajo que Murata Masahiko (Naruto Shippuden Movie 3, 4 y 5) está logrando ejecutar desde la silla de director. El montaje se vuelve uno de los recursos más aprovechables para contar la historia.

Por otra parte, su falta de una personalidad implica que vemos un fuerte crecimiento cada semana. Literalmente estamos viendo como este Orbe se convierte en una persona con cada episodio que pasa. Este punto, afortunadamente, se está abordando con el ritmo apropiado, porque acelerar su crecimiento haría que todo se volviera menos efectivo.

To Your Eternity hace que Fushi dé pequeños pasos en su evolución. No nos extrañaría que otro anime decidiera acelerar las cosas y ya para el segundo episodio Fushi hable normalmente. Tener un personaje como él es una tarea más compleja para los autores, puesto que deben recurrir a diferentes recursos para mantenerlo entretenido y relacionable. 

Sin embargo, To Your Eternity no cae en esa tentación. Nos entrega un crecimiento paulatino, donde las emociones humanas con las que se encuentra poco a poco lo moldean. Es así como cada paso hacia adelante que da se siente significativo. 

Finalmente, el punto que rescata a Fushi y que además le da una sólida estructura a toda la serie en general es el elenco que lo rodea. Los personajes con los que se cruza cargan el conflicto y lo llevan hacia adelante con mucha gracia

Un mundo, muchas historias

Si nos dejamos llevar por el primer episodio, To Your Eternity amenaza con tener una historia episódica, donde cada semana Fushi se cruzaría con una nueva trama y de a poco iría aprendiendo sobre la humanidad. Sin embargo, el segundo episodio derriba esa teoría cuando nos adentramos en lo que resulta ser el primer arco de la historia.

Antes de hablar sobre la adorable March y la badass Parona, debemos hacer una honorable mención al Niño sin Nombre, la primera persona que Fushi encuentra y cuya forma adopta. La historia tan amarga de la vida en soledad de este joven es tan impactante que de seguro muchas personas se habrán largado a llorar cuando su episodio concluyó. 

Su influencia, su optimismo, la importancia de la memoria para mantener con vida a los que se fueron, son todos elementos que toman relevancia temática mientras el anime avanza y todos fueron introducidos con su historia. El Niño sin Nombre es de una relevancia gigantesca para el futuro de Fushi y su influencia lo va a ayudar a formarse como persona.

Ahora sí, momento de dedicarle su más que merecido espacio a dos de nuestros personajes favoritos. Por un lado tenemos a March, una niña cuyo mayor deseo es crecer. Esto no debería ser un problema, de no ser por un particular ritual en el que se ve envuelto. March es elegida para ser el sacrificio a un misterioso dios de su cultura. La historia para evitar que esto ocurra incluye obviamente a Fushi, pero una de las patas más fuertes es la ayuda de Parona, una mujer de la misma tribu de March que es un figura similar a la de una hermana mayor.

Parona es notoriamente mala con el arco y flecha, sin embargo, su fuerza de voluntad y su inteligencia la hacen salir airosa de muchas situaciones donde ni los más experimentados guerreros pudieron salvarse. Recae en estos dos personajes cargar con la historia, y la verdad es que hacen un genial trabajo. No solo ambas se complementan muy bien, tenemos por ejemplo el entusiasmo y confianza infantil de March con la visión más pragmática de Parona, sino que además su deseo de vivir es cautivante. Son personajes increíblemente simpáticos y deseamos ver cómo la influencia de un mundo más grande del que conocían va a afectar su visión e identidades. 

Cometeríamos un gran error si no mencionamos a Hayase, quien se presenta como la antagonista de este arco. Ella es una representante de Yanome, un país que quiere tomar control sobre la región donde March y Parona viven, Ninannah. 

Hayase es una persona que pone los deseos y beneficios para su país por sobre todo lo demás. A pesar de no creer en la efectividad del ritual, está dispuesta a sacrificar a una niña por las apariencias y para ganar una guerra cultural. Hayase es una figura amenazante que funciona como un poderoso punto de choque para los demás personajes. 

Una construcción del mundo bien hecha

Un elemento que suele ser exagerado en la fantasía moderna, dentro del anime, es la construcción de mundos. Este es un problema que toma muchas formas. Por un lado, tenemos la falta de creatividad que muchos animes muestran, donde todos terminan pareciéndose entre sí. La irrupción de estereotipos de los JRPG en los animes de fantasía ha sido sumamente dañina para la originalidad del género.

Por otra parte, existe un problema cuando las series exageran en la construcción de su pasado y mitología, como si trataran de llenar enciclopedias enteras con párrafos y párrafos de información. Este problema se vuelve más notorio cuando toda esta información es entregada a lxs espectadores de manera deficiente. No podríamos listar en una sola nota la cantidad de series que parecen querer presumir la complejidad de sus mundos, pero la única manera de comunicarlo que encuentran es teniendo largas escenas de exposición pura y dura. Estos son animes que presentan mundos que se sienten complejos pero no vívidos. 

To Your Eternity podría parecer simple si lo comparamos con algún Isekai con más de 3 mil años de historia previa, sin embargo, pocos animes actuales logran transmitir su mundo de forma tan efectiva y creíble

No solo casi no tenemos escenas expositivas, lo que sería fácil de incluir (porque Fushi es un pez fuera del agua, parece ser el clásico personaje al que todxs lxs demás le cuentan cómo funcionan las cosas), sino que además la información va de la mano con las emociones de los personajes

Un ejemplo de esto se da cuando March, que fue llevada junto a Parona a Yanome, desea enviarle una carta a sus padres. En esta escena hay varias cosas pasando al mismo tiempo. Por un lado Hayase se muestra con una actitud amigable, pero que no se siente genuina. Incluso su habla se siente un tanto pasivo-agresiva cuando remarca que la gente de Ninannah no sabe ni leer ni escribir.

Además, las chicas descubren que la suya es simplemente una de muchas aldeas. Si a esto le sumamos la información previa que recibimos sobre Yanome queriendo apoderarse del territorio de Ninnanah, todo toma un aire diferente. De pronto las aldeas separadas y sin contacto se vuelven una clara debilidad para oponerse a la conquista de un país como Yanome.

Pero esta escena no se vuelve tensa solamente por las implicancias a gran escala, sino que su mayor motor es emocional. Sentimos la desesperación de March por volver a contactarse con su familia, y eso nos permite crear una conexión genuina mientras a su vez comprendemos lo que pasa a gran escala. 

Esperamos que otros animes de fantasía tomen nota de cómo transmitir información sin relegar a los personajes. Porque cuando los datos van de la mano de las emociones, se vuelven más efectivos.

To Your Eternity está resultando ser una atrapante historia de un mundo cargado de magia, oscuridad y humanidad. Si bien el nivel técnico no es siempre el más pulido, poco afecta esto a los episodios. La dirección es muy habilidosa ocultando las limitaciones y contando la historia de una forma sumamente cautivante. No podemos más que esperar con entusiasmo lo que nos espera en el futuro de este anime.

Si les interesa To Your Eternity está disponible para ver en Crunchyroll y contará con un total de 20 episodios, en lo que esperamos, sea nada más que una primera temporada. 

Y vosotros, ¿estáis viendo To Your Eternity? ¿Qué os viene pareciendo? Dejadnos las respuestas a estas preguntas en comentarios y recordad seguirnos en nuestras redes sociales para más recomendaciones como esta. Si os gusta el trabajo de Hanami Dango, tenemos página de Patreon, en donde podéis apoyarnos para poder realizar todavía más contenido.

Por último, tenemos nuestro servidor de Discord, donde poder hablar de manga, anime y muchos más temas. ¡Hasta pronto, lectores de Hanami Dango! 🍡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.